4. Direcciones IP

En este documento se habla exclusivamente del uso de IP versión 4, ya que en este momento se requiere una infraestructura mínima de red y es más fácil formar una red utilizando un protocolo y herramientas ya probados. No obstante, sería posible implementar una red IPv6 al mismo tiempo que la red IPv4 sin llegar a influir. También es cierto que el futuro de las redes y de Internet es IPv6 y ya existen redes complejas y en producción basadas exclusivamente en IPv6.

La recomendación sobre la metodología de asignación de direcciones IPv6 experimentales queda por definirse.

Para montar una red wireless se requiere el uso de unas direcciones IP de uso común.

El direccionamiento IP que se podría utilizar y como se podría repartir tanto a nivel global (de los distintos grupos wireless en España), como a nivel grupo wireless o a nivel de un nodo de un grupo en concreto se explica en las siguientes secciones.

4.1. Direcciones IP - Globales para un Grupo Wireless

Cada grupo wireless necesita de un rango de direcciones IP para posibilitar la conexión de los nodos con los equipos de los clientes, la conexión de los nodos entre sí y finalmente para posibilitar la conexión con otros grupos wireless, otros entes externos y Internet. Varios grupos wireless internacionales que ya han montado sus propias redes wireless han empezado a usar direcciones IPs privadas por la facilidad de usar estas direcciones IP sin tener que consultar a nadie y para evitar pagar por ellas. Al pedir direcciones IP oficiales existe un compromiso de conectar estas direcciones IP a Internet y de justificar el número pedido y su uso, algo a menudo díficil para proyectos un proyecto nuevo.

En este momento no se considera necesario esta petición de direcciones IPs públicas aunque no se descarta la posibilidad en el futuro.

Los tres grupos de direcciones IP reservados para uso privado son:

El grupo RedLibre ha planteado un uso de direcciones IP en todo España utilizando la red 10.0.0.0/8, dividiendo este rango entre diferentes provincias y ciudades.

Ver http://www.redlibre.net/direccionamiento.php para más información.

En principio su planteamiento parece correcto y se puede aplicar. Es necesario asegurar que las direcciones IP de un grupo no coinciden con las de otro porque así se haría imposible la interconexión de los grupos.

Se recomienda que si un grupo nuevo necesita de un grupo de direcciones IP que habla con el resto de los grupos wireless en España para conseguir un rango de direcciones que evitará conflictos en el futuro.

Un ejemplo de esto es el caso de Madrid, donde RedLibre, MadridWireless y AlcalaWireless necesitan de direcciones IP que no llevan conflictos.

RedLibre había planteado la asignación de direcciones en Madrid utilizando el rango 10.0.0.0-10.15.0.0, inicialmente para sus propias redes. Sin embargo había adaptado este planteamiento para que otros grupos podrían utilizar un subrango de direcciones IP, de mutuo acuerdo y los dos grupos no se interferirán entre sí.

De esta manera cualquier red wireless que pueda aparecer en España o en una ciudad grande se asegura un rango de direcciones IP propias y libres permitiendo además la futura conexión entre estas. Este punto es muy importante.

Recientemente ha llegado a mi atención una propuesta mundial de direcciones IP por diferentes grupos wireless. Esta propuesta de direccionamiento tiene conflictos con la propuesta del grupo Red Libre por lo que queda pendiente ver como mejor resolver esta situación.

Como se verá más adelante también será necesario asignar direcciones IP para la conexión de los nodos entre sí, para formar el backbone de la red de un grupo wireless. En este caso se usará el rango de direcciones IP 172.16.0.0/12.

Se usará otro subrango, todavía sin definir de las direcciones IP 172.16.0.0/12 para la asignación de puntos de interconexión entre diferentes grupos.

En el caso de que un grupo agotara del bloque de direcciones IP antes acordado y necesite una posterior asignación de direcciones el grupo debe volver a hablar con el resto de los grupos para acordar un nuevo bloque de direcciones que podría usar, siguiendo el esquema propuesto por RedLibre o otro acordado entre los distintos grupos si no hay inconveniente.

4.2. Direcciones IP - Asignadas a un nodo

4.2.1. Asignación local de IPs

La asignación local de las IPs a cada nodo, es decir, el direccionamiento privado que cada nodo utilizará dentro de un grupo, estará centralizado en unos miembros de cada grupo wireless. Estos miembros decidirán los procedimientos de asignación de IPs a un nodo y los requisitos que los nodos deben cumplir para darse de alta.

4.2.2. Asignación estándar

A cada nodo se le asignará un bloque de direcciones que vienen del bloque global de direcciones IP mencionado en la sección anterior. Cada nodo consistirá de un bloque de al menos 32 direcciones, de las cuales 30 serán útiles. En principio una dirección será utilizada por el propio nodo/router dejando las direcciones restantes disponibles para otros fines como por ejemplo la asignación a clientes.

Al considerar el alcance habitual de las señales que se estará utilizando este rango de direcciones probablemente será más que suficiente.

Los bloques de 32 direcciones estarán compuestas de la siguiente forma:

10.x.y.0 Dirección IP de la red
10.x.y.1 Dirección IP del router o nodo
10.x.y.2-30 Direcciones IP de los clientes del nodo
10.x.y.31 Dirección IP de broadcast


La mascara de red en este caso sería 255.255.255.224.

Cada red de clase C, 10.x.y.0/24, se compondrá de 8 sub-redes cuyo último dígito termina en .0, .32, .64, .96, .128, .160, .192 y .224.

La asignación a clientes de las direcciones IP 2-30, podría realizarse de cualquier manera, pero lo más practico en una red wireless sería la asignación dínamica utilizando el protocolo DHCP, asignado por el nodo/router.

La ventaja del uso del protocolo DHCP para el cliente es que en el momento de asignarle la dirección IP al cliente también se le puede dar información adicional como:

  • la dirección IP del router dentro de la red

  • las direcciones IP de los servidores de nombres a utilizar

  • el nombre del dominio de la red, o su nodo



Así se minimiza las necesidades de configuración de su equipo.

4.2.3. Asignación de bloques más grandes

La asignación de bloques de 32 direcciones IP puede ser insuficiente en zonas urbanas con mucha densidad de población, por lo que será necesario considerar la asignación de bloques de 64, 128 y hasta 256 direcciones IP, cada bloque con su dirección de red y mascara de red apropiadas.

En este sentido se recomendaría la asignación de estos bloques grandes solo cuando se le considera necesario, aunque en principio sería una decisión local de cada grupo.

La estructura del bloque de direcciones grande debe ser la misma que se ha visto en la sección anterior, con la diferencia que se amplia el número de direcciones IP que se asignan a los clientes.